Nº 69 : La Virgen de las Aves

HORA DE GUARDIA
Boletín de la Asociación Guardia de Honor
Nº  69           Córdoba, 29 de abril de 2014

Rafael: La Virgen del Jilguero


La Virgen de la Aves
por Jérôme y Jean Tharaud

La Virgen huía con el Niño de los soldados del rey Herodes. 

En el camino, encontró a la paloma, y la paloma le preguntó:
¿A dónde vas con tu hijo?
 La Virgen le contestó:
Evito a los soldados del rey Herodes.
Pero ya se podía percibir el polvo que hacían los jinetes, y la paloma se fue volando.

La Virgen seguía huyendo de los soldados del rey Herodes.

En el camino encontró a la codorniz y la codorniz le preguntó:
¿A dónde vas con tu hijo?
La Virgen le contestó:
Evito a los soldados del rey Herodes.
Pero ya se oía el galope de los caballos, y la codorniz se fue volando.

La Virgen continuaba su huida  de los soldados del rey Herodes.

En el camino encontró a la alondra, y la alondra le preguntó:
¿ A dónde vas con tu hijo?
La Virgen entonces le respondió:
Evito a los soldados de rey Herodes.

Pero ya se oían los juramentos de los soldados del rey Herodes, y la alondra escondió a la Virgen detrás de una mata de salvias.

Los soldados de Herodes encontraron a la paloma y le preguntaron:
Paloma, ¿viste pasar a una mujer con su niño?
La paloma les contestó:
Soldados, pasó por aquí. Y les enseñó el camino que la Virgen había seguido.

Los soldados de Herodes encontraron a la codorniz y le preguntaron:
Codorniz, ¿viste pasar a una mujer con su niño?
La codorniz les contestó:
Soldados, ha pasado por aquí. Y ella también les enseñó  el camino que la Virgen había seguido.

Los soldados de Herodes encontraron a la alondra y le preguntaron:
Alondra, ¿viste pasar a una mujer con su niño?
La alondra les contestó:
Soldados, pasó por aquí. Pero los llevó muy lejos de la salvia.

Veamos ahora lo que les ocurrió a las tres aves: Dios condenó a la paloma a arrullar una queja infinita; y a la codorniz a desplazarse por la tierra en un vuelo corto que la entregase fácilmente al cazador. En cuanto a la alondra, su galardón es anunciar, cada mañana, la salida de sol.

(Tomado de : "Los cuentos de la Virgen")