Nº 55: Vía Crucis

Hora de Guardia
Boletín de la Asociación Guardia de Honor
Año VII- Nº 55
19 de marzo de 2011
_____________________________


VIA CRUCIS

Ofrecimiento

Dulcísimo Jesús: ilumina nuestras mentes y enciende nuestros corazones, para que penetremos y adoremos los misterios de amor y caridad de tu pasión y muerte.Este viacrucis lo ofrecemos en satisfacción por nuestros pecados, en expiación de las ofensas que cometemos a diario, y por las benditas almas del purgatorio. Acepta, Señor, este servicio de nuestra devoción y dígnate bendecirnos por la intercesión de tu dolorosísima Madre, la Santísima Virgen María. Amén.


1ª Estación: Jesús es condenado a muerte
¡Oh, dulcísimo Jesús! Por esta muerte a la que tantas veces te hemos condenado con nuestras culpas, líbranos de la muerte eterna. Amén.

2ª Estación: Jesús carga la cruz
Oh, dulcísimo Jesús, para salvarnos cargaste con la pesada cruz de nuestros pecados. Permítenos lavarlos con arrepentimiento. Amén.

3ª Estación: Jesús cae por primera vez
Señor, nuestras culpas te hacen caer bajo el peso de la cruz. Concédenos la gracia de no caer más en ellas. Amén

4ª Estación: Jesús encuentra a su Madre
Oh, Reina y Señora nuestra, por el dolor que traspasó tu maternal corazón, te suplicamos que nos acompañes en el sufrimiento como lo hiciste con tu Hijo. Amén

5ª Estación: El Cirineo ayuda a cargar la cruz
Dichoso, Señor, el Cirineo, que te ayudó a llevar la cruz hasta el calvario. Y dichosos nosotros también si te ayudamos a llevarla en las penas y contrariedades de esta vida. Amén.

6ª Estación: La Verónica enjuga el rostro de Jesús
Oh, benigno Jesús, que te dignaste imprimir tu divina imagen en el lienzo con que te enjugó la Verónica, grava en nuestra alma el recuerdo de tu dolorosa pasión. Amén.


7ª Estación: Jesús cae por segunda vez
Oh, manso Jesús, por segunda vez caes bajo el peso de la cruz. Te suplicamos que nos hagas sentir el dolor de nuestros pecados y nos des la gracia de no caer nuevamente en ellos. Amén.

8ª Estación: Jesús consuela a las mujeres
Oh, Jesús piadoso, que consolaste a las mujeres que contemplaban tu aflicción, derrama sobre nuestras almas el consuelo de tu misericordia. Amén.

9ª Estación: Jesús cae por tercera vez
Por la angustia que sufriste al caer por tercera vez bajo el peso de la cruz, danos Señor una gracia singular para que no decaigamos de las promesas hechas en el bautismo y alcancemos los premios de la gloria. Amén.

10ª Estación: Jesús es despojado de sus vestiduras
Oh, castísimo Jesús, por la pena que te causó el ser despojado de tus vestidos, mortifica nuestra carne para que, con tu gracia, nos conservemos siempre limpios de pecado. Amén.

11ª Estación: Jesús es clavado en la cruz
Oh, pacientísimo Jesús, por los dolores que sufriste al ser clavado en la cruz, danos la gracia de no extender nunca nuestras manos al mal, ni recorrer los caminos del pecado. Amén.

12ª Estación: Jesús muere en la cruz
Oh, Divino Redentor, que crucificado entre dos ladrones y levantado ante el mundo todo, mueres para salvarnos de la muerte, te suplicamos humildemente que preserves nuestras almas y hagas que, amándote sobre todas las cosas, en Ti y por Ti renunciemos al pecado. Amén.


13ª Estación: Jesús es puesto en los brazos de su Madre
Oh, Madre Dolorosa, por el dolor que traspasó tu corazón al recibir en tus brazos el cuerpo muerto y destrozado de tu Hijo, alcánzanos la gracia de llorar sinceramente nuestros pecados. Amén.

14ª Estación: Jesús es colocado en el sepulcro
Oh, Señor y Redentor nuestro, por tu sepultura aquí en la tierra, haz que nuestro corazón viva siempre para Dios en la gracia. Amén.


Oración final

Padre Santo, mira con misericordia a tus hijos que acompañan a Cristo en su Pasión y Muerte, y por los méritos de Él, que no dudó en entregarse a quienes lo crucificaban, perdona nuestros pecados y llévanos a la vida eterna. Por el mismo Cristo Nuestro Señor. Amén.